Ir al contenido principal

Entradas

Ser feliz cuesta tan poco. Y no, no es una frase cliché.

No necesito mucho
ni para tener ganas ni para sonreír  ni para decir que no menos para decir que sí. No necesito de tanto La vida  siempre ha sido fácil tonto, el gil que se complica Hoy todo esta en calma mi corazón se desarma  ama se afirma ama de nuevo y más y no pasa nada.
Entradas recientes

Insomnio

El viento, el frío, el invierno.

Quizás no sea un largo tiempo
tan solo minutos
quizás solo unos segundos.

Pero llevo un año
acostada mirando el techo
Y ya pasó un día entero
mirando el cielo negro
Conté siete oscuros días
sumando estrellas fijas
Ninguna se movía allá arriba
ninguna fugaz tan solita.

Quizás no sea un largo tiempo.

Pero llevo un año
mirando en pie por el vidrio
Y ya pasó un día entero
condensando la ventana si respiro
Conté siete oscuros días
dibujando siluetas de hojas
Ninguna se movía con el viento
ninguna cayó al suelo.

Quizás no sea un largo tiempo
tan solo minutos
quizás solo unos segundos.

El viento, el frío, el invierno.

Nadie se mueve allá afuera
nadie se mueve acá adentro.
Ni las estrellas brillan menos
ni los árboles pierden cuerpo.

Nadie se mueve allá afuera
ni el pájaro ha dejado su nido
Nadie se mueve acá dentro
ni siquiera mi frío reflejo.

Me veo tan quieta en el vidrio ni la humedad me nubla el reflejo
Afuera no vuela un viento
solo hace frío y eso es e…

El sartén por el mango

Todo el tiempo he cocinado mi vida con precaución. Siempre preguntando, a quién sepa, cual es la receta para logar un plato perfecto. Siempre quiero todo en su punto, nada recocido, el punto justo de sal y el toque de dulzor. Pocas veces me he atrevido a arriesgar con mezclas nuevas y muchas veces prefiero comprar algo hecho que sabe muy bien pero al poco tiempo me aburre, pues no es lo mio, pues yo no lo preparé. Ahora me doy cuenta de que cada vez cocino con más desgana y he mantenido mis días sin ninguna gota de emoción ni he podido descubrir siquiera nuevos aromas o condimentos. Unavez mezcle agridulces me gustó a mi y quien me acompaño a comer. Fue un buen plato, quedó para chuparse los dedos pero lo abandone a penas se acabo la miel y jamás volví a repetir esa receta. Tiene que cambiar ya, como aquella vez en que me hicieron probar el picante y casi me morí porque no estaba costumbrada, pero hoy, si no hay nadie a quien le moleste, el picante va sin falta dándome emoción y adre…

Cerezas, no guindas.

Ya no quiero ser princesa
prefiero encañonarme frente a la vida bailar desnuda, gritar de dicha
y cantar bajo la luna.
Hoy quiero ser tan vulgar como lo permitan los minutos
partir por ensuciarme en barro  y jugar en la posa del patio con los gansos.
Ya quiero empaparme bajo la lluvia sin fruncir el ceño por dolor de cabeza acorralarme con el día a día de vida a muerte y disfrutar.
Tan solo caminar descalza sobre el pasto
reposar y dormirme sobre él  podría así ser el sonido de hojas caídas  y luego el vino que nos llevó a empezar.
Hoy quiero ser jugo de naranja y fundirme en chocolate ser cereza y no guinda y ser gérbera primaveral.
Por hoy oler a tierra mojada y a pasto recién cortar Quiero oler a café cargado y ser castañas con mazapán.
Tan solo quiero ser atardecer en la montaña relámpagos de lluvia y cóndores al pasar
ser parte de tus melodías
y  tantos acordes
la viva risa de cada despertar.





Ya no somos estúpidos

Partimos así

De un beso que nos llevo a viajar
a viajar y volar alto
de un beso que nos hizo erizar por dentro
tan adentro
en tan profundo deseo.

De una caricia tan eléctrica
tan suspicaz, tan bonita
de una caricia que nos hizo calar
y poner tan rápido la piel de gallina.

Así avanzaron los días
tantos sin darnos cuenta
estúpidizados de nuestras risas
hipnotizados con nuestras conversas.

De un libro que nos hizo crecer
de un amor que no supo perder.
Hoy los días no van tan de prisa
van más lento pero siempre atentos.

Ya no somos estúpidos enamorados
pero aún enamorados
con los besos aún viajamos
con las caricias aún suspiramos.

Partimos así

Ahora tenemos razones para esperar
miles para buscar y esconder
y al final siempre encontrar
siempre encontrarnos.

Al final del día somos uno
somos uno
mejor que dos
mejor que dos que van por separado.

A tu lado no hay mar violento
donde se arranquen los besos
y hay mucho más que un par de noches
donde te amaré.

Hay más lentas y cálidas tardes
sobr…

Junio primero

Junio primero me trae alegrías
Quizás por lo bueno de las últimas semanas
Quizás por lo bueno de los últimos días.
Llega con calma, el otoño en su marcha
El frío no esta tan frío
Y el sol de invierno tiene su propio lío.

Junio primero amaneció con trampa
La cama enredada
Con mi amor entre sábanas.
Su café y su aroma se desparraman
sus besos y caricias me atrapan.

¡Qué sensación tan rica!
Sus manos, sus labios
Con tanta destreza llenaban mi espalda
Y  mi estomago tan perceptivo
se fue llenando de vibraciones raras.

¡Qué sensación tan rica!
Sus dedos, su boca
Con caricias sutiles cubriéndome toda
Y mi garganta botando sonrisas
Con mi atención centrada en su risa.

Junio primero me trajó alegrías
Quizás por lo bueno de la última semana
Quizás por lo bueno del último día.
Llegó con calma, el otoño en su marcha
El frío no esta tan frío
Y el sol de invierno arropa mi propio lío.



Divagando

Desespérame la mente
de la necesidad de verte

Átame con tus olores
los fríos otoñales
los dulces domingos
los amargos viernes.

Enrédame en tus manos
sorpréndeme en tus labios
Acércame a quererte.

Lávame fuerte la piel
con la lluvia del sábado
Límpiame el alma
y estrújame el cuerpo
con la espuma sedúceme
con tus dedos cójeme.

Desespérame la mente
de la necesidad de verte.

Átame con tu risa
los tiernos amaneceres
las apasionadas noches
los rojos atardeceres.