Ir al contenido principal

Entradas

El sartén por el mango

Todo el tiempo he cocinado mi vida con precaución. Siempre preguntando, a quién sepa, cual es la receta para logar un plato perfecto. Siempre quiero todo en su punto, nada recocido, el punto justo de sal y el toque de dulzor. Pocas veces me he atrevido a arriesgar con mezclas nuevas y muchas veces prefiero comprar algo hecho que sabe muy bien pero al poco tiempo me aburre, pues no es lo mio, pues yo no lo preparé. Ahora me doy cuenta de que cada vez cocino con más desgana y he mantenido mis días sin ninguna gota de emoción ni he podido descubrir siquiera nuevos aromas o condimentos. Unavez mezcle agridulces me gustó a mi y quien me acompaño a comer. Fue un buen plato, quedó para chuparse los dedos pero lo abandone a penas se acabo la miel y jamás volví a repetir esa receta. Tiene que cambiar ya, como aquella vez en que me hicieron probar el picante y casi me morí porque no estaba costumbrada, pero hoy, si no hay nadie a quien le moleste, el picante va sin falta dándome emoción y adre…
Entradas recientes

Ya no somos estúpidos

Partimos así

De un beso que nos llevo a viajar
a viajar y volar alto
de un beso que nos hizo erizar por dentro
tan adentro
en tan profundo deseo.

De una caricia tan eléctrica
tan suspicaz, tan bonita
de una caricia que nos hizo calar
y poner tan rápido la piel de gallina.

Así avanzaron los días
tantos sin darnos cuenta
estúpidizados de nuestras risas
hipnotizados con nuestras conversas.

De un libro que nos hizo crecer
de un amor que no supo perder.
Hoy los días no van tan de prisa
van más lento pero siempre atentos.

Ya no somos estúpidos enamorados
pero aún enamorados
con los besos aún viajamos
con las caricias aún suspiramos.

Partimos así

Ahora tenemos razones para esperar
miles para buscar y esconder
y al final siempre encontrar
siempre encontrarnos.

Al final del día somos uno
somos uno
mejor que dos
mejor que dos que van por separado.

A tu lado no hay mar violento
donde se arranquen los besos
y hay mucho más que un par de noches
donde te amaré.

Hay más lentas y cálidas tardes
sobr…

Junio primero

Junio primero me trae alegrías
Quizás por lo bueno de las últimas semanas
Quizás por lo bueno de los últimos días.
Llega con calma, el otoño en su marcha
El frío no esta tan frío
Y el sol de invierno tiene su propio lío.

Junio primero amaneció con trampa
La cama enredada
Con mi amor entre sábanas.
Su café y su aroma se desparraman
sus besos y caricias me atrapan.

¡Qué sensación tan rica!
Sus manos, sus labios
Con tanta destreza llenaban mi espalda
Y  mi estomago tan perceptivo
se fue llenando de vibraciones raras.

¡Qué sensación tan rica!
Sus dedos, su boca
Con caricias sutiles cubriéndome toda
Y mi garganta botando sonrisas
Con mi atención centrada en su risa.

Junio primero me trajó alegrías
Quizás por lo bueno de la última semana
Quizás por lo bueno del último día.
Llegó con calma, el otoño en su marcha
El frío no esta tan frío
Y el sol de invierno arropa mi propio lío.



Divagando

Desespérame la mente
de la necesidad de verte

Átame con tus olores
los fríos otoñales
los dulces domingos
los amargos viernes.

Enrédame en tus manos
sorpréndeme en tus labios
Acércame a quererte.

Lávame fuerte la piel
con la lluvia del sábado
Límpiame el alma
y estrújame el cuerpo
con la espuma sedúceme
con tus dedos cójeme.

Desespérame la mente
de la necesidad de verte.

Átame con tu risa
los tiernos amaneceres
las apasionadas noches
los rojos atardeceres.

Humo

Una noche, la luna, los dos
el humo, la música, solo dos acostados, el cielo, dos cuerpos me pierdo me lleva el aire, el humo, un beso me voy al cielo y floto, flotamos los dos mi mano juega y danza en lo alto derrepente tu mano se une también  dos manos, dos besos, dos cuerpos me pierdo me lleva el aire, el humo, otro beso me voy cielo de nuevo y floto, flotamos de nuevo mi mano danza en la tuya la música, dos besos, dos cuerpos me pierdo, me lleva el aire, el humo y tus besos.

Me enseñaste

El momento
ese en que llegaste
Sí,
fue disperso
me sorprendiste.

Puede que el miedo me nublara
quizás la sensación de estar en duelo,
y yo creyendo de piedra el corazón.

Los sentimientos,
la razón y la sorpresa.

De golpe, me negaba
no te quería usar,
usar
usar de amuleto
de excusa
de conformismo.

Tenía que suceder,
tenías que suceder.
A fin de cuentas
penetraste tan adentro
tan despacio y tan certero
que la razón se fue,
la sorpresa chillaba
y el corazón, ese corazón tan rojo
se acomodaba, cauteloso
se regocijaba. A veces la mente mía se quiere escapar
preferiría retroceder
pero una mirada tuya la frena.

Cuando mi corazón se encierra
esta el tuyo a flor de piel que si es valiente
y al mio no le da mas remedio que seguirlo.

Contigo me he reencontrado conmigo,
conmigo
aquella que estaba perdida
aquella que a veces se quiere perder aún
pero tus brazos son tan fuertes
que no puede,
que ya no quiere.

Ella,
yo misma,
aprende a aferrarse de manos y pies
con su boca en la tuya
pues sabe que no hay …

No vamos a parar

Cae la lluvia, es media tarde
podría ser de noche y no me sorprendería.
El día se pasa volando
tan de prisa, tan rapido, desde hace días.
Las mañanas pasan volando
me llenas de sonrisas
me despierto y estas
me volteo y ahí estas
Tan cerca, tan de cerca y tan real.
La mañana se pasa volando
me acarias y me retuerzo ya,
un beso, dos besos y ya
no vamos a parar.
Pasa el día casi sin notar
llega la lluvía y cae con afán
me moja y gobierna
tal cual me empapas y amansas.
Me miras, sonries, me miras y sonries más
tu mirada y tu risa, pasan a ser mi debilidad
Mis ojos, ¡cuanto quisiera que hablaran!
¡pero que bien los sabes tu interpretar!
Mi cuerpo entero te abraza
mi corazón ya no puede más.
Es noche y estas
me volteo y ahí estas
me llenas de sonrisas
me sonrie la boca
me sonrie el estomago
parece lleno de mariposas
o alondras furiosas
todas quieren escapar de mi
todas quieren ver de fuera
lo que me haces sentir
Me besas y ya
un beso, dos besos y ya
no vamos a parar.