Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2009

Historia de un Sueño.

Perdona que entre sin llamar
no es esta la hora y menos el lugar,
tenía que contarte que el cielo no se esta tan mal.
Mañana ni te acordarás,
"tan solo fue un sueño", te repetirás
y en forma de respuesta pasará alguna estrella fugaz.
Y cuando me marche estará mi vida en la tierra en paz
tan solo quería despedirme, darte un beso y verte una vez más.
Promete que serás feliz! Te ponías tan guapa al reír.
Y así, solo así quiero recordarte, así como antes
así adelante, así vida mía mejor será así.
Ahora debes descansar,
deja que te arrope como años atrás
¿Te acuerdas cuando entonces te cantaba antes de ir acostar?
Tan solo me dejan venir
dentro de tus sueños para verte a tí,
y es aquella, triste noche, no te dí ni un adiós al partir.
Y cuando me marche estará mi vida en la tierra en paz
tan solo quería despedirme, darte un beso y verte una vez más.
Promete que serás feliz! Te ponías tan guapa al reír.
Y así, solo así quiero recordarte, así como antes
así adelante, así vida mía ahora te toca a tí
solo …

Lepidopteras.

Unas pocas mariposas, más bien lepidopteras, gerbera naranja, mi ventana, todo tan repentino casualidades exactas sin otro asombro que apreciar lo nuestro, tan repentino, destino inaudito, sonrisa ancha y pedazos de cielo.


-Un día-

En pausa de lo absurdo.

Tengo idea de un par de garabatos escritos en mi papel
nada sale delicado y voy perdiendo cuidado
con palabras rotas, atoradas, enterradas
tal topo bajo tierra, "muerto" supultado vivo ahogado,
olvidado, llorado en vano
esta rasguñando un rostro ya perdido que ni él conoce,
con cabellos en las manos, enredados, atados
atados como se atan mis dedos al teclado
como escriben sin parar.. nada.
Tengo destellos de pensamientos claros
de noches completas, y vinos añejos.
Pero qué mas da!
Ni un amargo hace perder la cabeza
ni un pedazo de cielo llena el madero.
Amargura, y desteñida se ve la niña bonita,
el vestido ya esta sucio y el brillito en los labios ya lo han quitado
caminando sin decir nada con los pies descalzos
y un taco en una mano, el otro tal cenicienta lo ha perdido
y con la otra toma su rostro, uno perdido que no conoce
con los rizos enredados, sigue caminado al puerto
y nada, sin decir nada.
El parpadeo de las luz que marcan su retorno
ya no la adivinan, es que ya no la acompañan,
el regre…

Estoy demasiado cerca.

Estoy demasiado cerca para que él sueñe conmigo
No vuelo sobre él, de él no huyo
Entre las raíces arbóreas. Estoy demasiado cerca
No es mi voz el canto del pez en la red
Ni de mi dedo rueda el anillo
Estoy demasiado cerca
La gran casa arde sin mí gritando socorro
Demasiado cerca para que taña la campana en mi cabello.
Estoy demasiado cerca para que pueda entrar como un huésped
que abriera las paredes a su paso.
Ya jamás volveré a morir tan levemente,
tan fuera del cuerpo, tan inconsciente,
como antaño en su sueño.
Estoy demasiado cerca, demasiado cerca.
Oigo el silbido y veo la escama reluciente de esta palabra,
petrificada en abrazo.
Él duerme, en este momento, más al alcance de la cajera de un circo
ambulante con un solo león, vista una vez en la vida,
que de mí que estoy a su lado.
Ahora, para ella crece en él el valle
de hojas rojas cerrado por una montaña nevada
en el aire azul.
Estoy demasiado cerca, para caer del cielo.
Mi grito sólo podría despertarle.
Pobre, limitada a mi propia figura,
mas he …