Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

Damas y Caballeros.

Se quedará inmóvil
cuando note su error
pues la vida es tan simple
las despedidas ya había aceptado,
son parte de mi vida.
Porque cariño,
con todo respecto le llamo cariño,
una se demora poco en entender
una aprende con el tiempo
y una sabe adivinar sin equivocar.
Más yo quería solo
serle sincera,
esperanza ya no hay
decepción hay
la puerta abierta se cerró
no hay mas que un corazón.
No hay lagrimas por usted cariño
no hay deseos,
no lo extraño
me extraño a mi cuando lo pensaba
me anhelo a mi muriendo de amor.
Solo queda el recuerdo
- la frasecita tan letal y tan certera -
Solo queda el pasado,
no hay presente
no hay futuro
No hay amistad
no hay caridad
solo queda eso que se llama respeto.
Más solo, solo quería
buscar su entendimiento
y ser compañeros de vida
sin revolvernos,
¡eso es imposible!
imposible, lo dice la química
lo dice la gente,
y yo que pensaba que eramos de otro mundo
y que podía contar con usted.
No lloro por lo que fuimos,
no es tan difícil entender a una dama
y usted…

Retrato de Mujer - G. Rojas

Siempre estará la noche, mujer, para mirarte cara a cara,
sola en tu espejo, libre de marido, desnuda
con la exacta y terrible realidad del gran vértigo
que te destruye. Siempre vas a tener tu noche y tu cuchillo,
y el frívolo teléfono para escuchar mi adiós de un solo tajo.

Te juré no escribirte. Por eso estoy llamándote en el aire
para decirte nada, como dice el vacío: nada, nada,
sino lo mismo y siempre lo mismo de lo mismo
que nunca me oyes, eso que no me entiendes nunca,
aunque las venas te arden de eso que estoy diciendo.

Ponte el vestido rojo que le viene a tu boca y a tu sangre,
y quémame en el último cigarrillo del miedo
al gran amor, y vete descalza por el aire que viniste
con la herida visible de tu belleza. Lástima
de la que llora y llora en la tormenta.

No te me mueras. Voy a pintarte tu rostro en un relámpago
tal como eres: dos ojos para ver lo visible y lo invisible,
una nariz arcángel y una boca animal, y una sonrisa
que me perdona, y algo sagrado y sin edad que vuela…

Horizonte.

Mirar al frente
sintiendo el vacío
mirando mi horizonte
¿Tanto cuesta mirar al frente?
En la vida te enseñan
que no hay imposibles.
Yo tengo un imposible
un imposible inmenso
uno que encarcela
aunque sea por el momento.
Bienvenida, otra vez pesadumbre
nos hemos llevado bien con el hastío
tú, cólera,  me has acompañado bien
dudas, no hay noche sin ti
tristeza. siempre alegras mi mañana
ironía, la tarde siempre es tuya.
Mi canto es noble al alba
en la noche inquieres todo mi pesar
¿Tanto cuesta mirar al frente?
Yo, tengo un imposible.





Más la forma que el fondo,
más un hecho que los momentos y todo se va de poco pero se va  muy lento. No sé que extraño no puedo extrañar  lo que hace tiempo no tengo costumbre, quizás todo era solo costumbre. No sé que extraño no sé que es la sensación que esta en mi estomago que esta en mi pecho. No sé que quiere mi cabeza cuando piensa cuando se enreda. Pero algo hay, ahí.  no sé que es, pero va creciendo y en vez de vaciarse me lleno.

Extraño entregar.