Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

Atropifiada

Me gusta meterme en problemas
que chistoso es es tan inoportuno siempre siempre quebrando esquemas y desarmando ideas se clavan fondo las dudas Así es tengo expertis en gatos de cinco patas en enredarme en la pata de los caballos No hay otra razón me gustan los problemas y los complejos.
Consigo joderme la psiquis
y creo que no es mi culpa
que todo es una idiota
y estúpida
muy vil casualidad.

Ideas sin sentido

A un paso.

¿Que más le queda por hacer?
lo miraba y me gustó
quise besarle y me besó
después de eso vino el deseo
y lo desee como a nadie
luego lo ame
y ame demasiado
y vino el buen vino,
con besos cautivos
con humo caído.
Luego vinieron las primeras
muchas primaveras
y lo seguía deseando
con tanta fuerza
y el corazón tan rojo.
Vinieron encuentros tangueros
un par de rosas y tulipanes
besos y compañía
y lo seguía amando.
Y vino el amargo vino
y el deseo temeroso
vino el miedo de perderlo
y perdí todo
hasta la cordura
y llego la angustia
con el duelo.
Y vino de nuevo,
todo revolvió
pero la desconfianza
me había ganado.
Y luego vino el arrepentimiento
con el desprecio
seguía el estúpido deseo
que todo empeoro.
Ahora me exaspera
me molesta, me envenena
y vino la rabia
tan sabia, tan desconfiada.
Cada vez más grande
el arrepentimiento
¿Qué más le queda por hacer?
hay cosas a las que tengo miedo
temo odiar
temo aborrecer.




Manuel

Y aunque sé que no debo
es imposible evitar
que un día de lluvia
huela a tabaco otra vez
que vino quiera beber
que manuel ataca profundo
con su reproche, catalejo,
con la tinta de tus lagrimas.
En el duelo de tu amor
la parte más imbécil 
sigue creyendo en ti.