Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

Cerezas, no guindas.

Ya no quiero ser princesa
prefiero encañonarme frente a la vida bailar desnuda, gritar de dicha
y cantar bajo la luna.
Hoy quiero ser tan vulgar como lo permitan los minutos
partir por ensuciarme en barro  y jugar en la posa del patio con los gansos.
Ya quiero empaparme bajo la lluvia sin fruncir el ceño por dolor de cabeza acorralarme con el día a día de vida a muerte y disfrutar.
Tan solo caminar descalza sobre el pasto
reposar y dormirme sobre él  podría así ser el sonido de hojas caídas  y luego el vino que nos llevó a empezar.
Hoy quiero ser jugo de naranja y fundirme en chocolate ser cereza y no guinda y ser gérbera primaveral.
Por hoy oler a tierra mojada y a pasto recién cortar Quiero oler a café cargado y ser castañas con mazapán.
Tan solo quiero ser atardecer en la montaña relámpagos de lluvia y cóndores al pasar
ser parte de tus melodías
y  tantos acordes
la viva risa de cada despertar.





Ya no somos estúpidos

Partimos así

De un beso que nos llevo a viajar
a viajar y volar alto
de un beso que nos hizo erizar por dentro
tan adentro
en tan profundo deseo.

De una caricia tan eléctrica
tan suspicaz, tan bonita
de una caricia que nos hizo calar
y poner tan rápido la piel de gallina.

Así avanzaron los días
tantos sin darnos cuenta
estúpidizados de nuestras risas
hipnotizados con nuestras conversas.

De un libro que nos hizo crecer
de un amor que no supo perder.
Hoy los días no van tan de prisa
van más lento pero siempre atentos.

Ya no somos estúpidos enamorados
pero aún enamorados
con los besos aún viajamos
con las caricias aún suspiramos.

Partimos así

Ahora tenemos razones para esperar
miles para buscar y esconder
y al final siempre encontrar
siempre encontrarnos.

Al final del día somos uno
somos uno
mejor que dos
mejor que dos que van por separado.

A tu lado no hay mar violento
donde se arranquen los besos
y hay mucho más que un par de noches
donde te amaré.

Hay más lentas y cálidas tardes
sobr…

Junio primero

Junio primero me trae alegrías
Quizás por lo bueno de las últimas semanas
Quizás por lo bueno de los últimos días.
Llega con calma, el otoño en su marcha
El frío no esta tan frío
Y el sol de invierno tiene su propio lío.

Junio primero amaneció con trampa
La cama enredada
Con mi amor entre sábanas.
Su café y su aroma se desparraman
sus besos y caricias me atrapan.

¡Qué sensación tan rica!
Sus manos, sus labios
Con tanta destreza llenaban mi espalda
Y  mi estomago tan perceptivo
se fue llenando de vibraciones raras.

¡Qué sensación tan rica!
Sus dedos, su boca
Con caricias sutiles cubriéndome toda
Y mi garganta botando sonrisas
Con mi atención centrada en su risa.

Junio primero me trajó alegrías
Quizás por lo bueno de la última semana
Quizás por lo bueno del último día.
Llegó con calma, el otoño en su marcha
El frío no esta tan frío
Y el sol de invierno arropa mi propio lío.